martes

Mi Regalo de Amigo Secreto Bloggero!

Bueno como estuve perdida no me habia traido mi Regalo de Amigo Bloggero Invisible, el cual me encanto *.*

lo primero fueron unas imagenes y en serio que esta chica entendio mis gustos *.*



Muy hermosas las imagenes, en realidad entendio mi gusto por la flores y mariposas!! luego mi amiga atenea me escribio un pequeño relato y wow que esta chica tiene madera de escritora su blog, para que vean lo bien que escribe... aqui va el relato:

El segundo es un relato de un amor bastante...peculiar :). Espero que te guste.


-¿piensas que todo lo que desees se va a cumplir? –preguntó Lucas severo
-no, no lo pienso. –sonreí maliciosa-Lo sé.- rápidamente salí corriendo del lugar donde se produjo el asesinato. Lucas me seguía.
-no vas a robar la luna dorada, eso tenlo asegurado- se puso delante de mí.
-eres rápido…, pero no lo suficiente.- salté el muro que había a nuestro lado, caí totalmente de pie. Seguí corriendo, me volvía a perseguir. – ¿no te cansas? –le pregunté gritando mientras escalaba una valla. Me cogió del pie, le mire maliciosamente. Hizo que volviera al principio de la valla. Me atrapaba con sus espectaculares brazos.
-te he dicho que te quedes quieta, princesita.-se acerco mas a mí.
-y yo te he dicho que no me vuelvas a llamar así.- acerque mis labios completamente a los suyos, sin llegar a tocarlos sonreí. Volví a correr.
Pare a un taxi que pasaba por allí, me metí cerrando la puerta de un golpazo. Lucas se metió, yo ya había salido…. Crucé la carretera a toda la velocidad, vi que un niño tenía un monopatín.
-¿Me lo prestas?, ¡gracias!-dije mientras lo ponía en el suelo y me montaba en el. Mire atrás, no lo veía por ningún lado. Escuche el disparo de una pistola, no sabía de dónde venía.
-¡ah!-gruñí mientras me caía al suelo. Me mire la pierna, estaba sangrando. Dirigí mi mirada a lo alto de un edificio, allí estaba él, sonriendo con maliciosamente. Idiota-pensé.
Deje el monopatín. Lo más rápido que pude entre en un parking, me situé en la tercera planta, me tire al suelo apoyándome en una columna. ¿Qué posibilidad había que me encontrara?
-no seas ingenua Clary… -escuché su voz cerca mío. Vale…, como había podido cometer semejante error. Salí corriendo hasta lo alto del parking. Lucas era medio vampiro así que podía olerme. Que idiota había sido…
No había salida, no había nada, solo un muro cuadrado que impedía que los coches cayeran. Lo vi delante de mí.
-¿un vampiro policía?, donde se ha visto…-reí
-no me vas a negar que soy el policía más guapo que has visto en tu vida…-se fue acercando a mí. Sus pasos eran lentos, confiados…
-no te lo niego-fui retrocediendo.- Y tú no me negaras que…soy la delincuente más lista y más rápida de todos con los que has tratado.
-no te lo niego… Y ahora princesita… ¿no crees que es hora de rendirse?-volvió a sonreír.
-mientras me sigas llamando así nunca me rendiré.-me subí en el muro.
-por favor no hagas estupideces…-fue retrocediendo.
-¿porque te importa lo que haga con mi vida?-le mire desafiante.
-tú misma los has dicho…, has sido mi mejor rival…-sonrió preocupado.
-no es escusa, lo siento.-sin pensármelo dos veces salté
-¡no!-escuche que gritaba Lucas. Vi como el también caía, se acerco completamente a mí, hasta tenerme rodeada con sus brazos. –te quiero., y si mueres moriré contigo.-diciendo esto puso sus labios encima de los míos, convirtiéndole en un beso tierno, sencillo… Sin embargo sonreí divertida.
-no moriremos tan fácilmente…-me miro desconcertado. De mi pantalón saque una tele comunicadora, pique un botón. Debajo de nosotros se situó una limusina descapotable. Caímos encima de los asientos (muy acolchados por cierto.)
-pero que…-dijo desconcertado.
-calla y bésame.-le volví a acercar a mí. Estaba vez fue un beso apasionado, salvaje, un beso prohibido…
No podíamos parar de besarnos…, tenía que reconocerlos, ese policía me volvía loca. Sus ojos, su pelo, su sonrisa…
Poco a poco le fui desabrochando esa camisa azul celeste que tanto me gustaba. Se dejo. Sin embargo por más que lo pensaba…no sé si estaba preparada. Le quería, quería hacerle mío y esa relación ladrona-policía-medio vampiro hacia que la situación fuera más excitante.
Decidí que sí, si estaba preparada. Notaba su mano acariciar mi espalda delicadamente, haciendo diferentes figuritas con el dedo. No podía evitar estremecerme.
-¿De verdad estas dispuesto a poner en peligro tu puesto de policía? -le susurré mientras besaba su cuello.
-Desde luego-fue bajando la cremallera de mi chaqueta. Me miro divertido al ver que tenía una cruz.- ¿en serio? –preguntó mientras la rozaba delicadamente .Asentí.-no te entiendo…-se puso encima mío.
-no tienes que hacerlo…-pronuncié con dificultad. Simplemente sonrió.
Rápidamente termino de sacarme la chaqueta-no sabes cuánto te necesito-dijo mientras acercaba su cintura a la mía. Miré al cielo, me asombre de todas las estrellas que había…Esas estrellas que iban a ser testigos de nuestro amor….Gemí. Y la luna llena…, la juez de nuestros actos…
-te quiero-le volví a repetir antes de hacer público nuestro amor….Antes de que el mundo desapareciera para ser únicamente él y yo. Siempre…Ladrona y Policía…irónico ¿no?
Esa vez no tuve la oportunidad de llevarme la luna dorada pero… si su corazón.

Quede *.* *o* asi enamorada y desean mas de ese relato chica!! 
y por ultimo me dejo un video debido a que amo a Hush Hush 


0 Comentarios:

Publicar un comentario

Me alegra que tomes algunos minutos de tu maravilloso tiempo para dejarnos un comentario.
Te pido encarecidamente a su vez que por favor no hables con groserías ni ataques a nadie, ya que en esos casos me veré en la obligación de eliminar tu comentario.Gracias